Akira 1

“¡¡¡Kaaaneeedaaaa!!!”

Aunque es un clásico que data de los 80’s debo confesar que no lo había leído si no hasta hace unos días atrás. Siempre había sabido que Akira estaba en mi lista de pendientes, pero nunca me había animado a leerme este clásico del manga.

Pero como en estos días no estoy jugando nada en el computador, pues he tenido tiempo para leerme algunos cómics entre los que se encuentra la obra maestra de Otomo.

Akira es un trabajo monumental en donde entran y salen nuevos personajes, aparecen nuevas tramas, nuevas vueltas de tuerca, la ambientación cambia abruptamente de un momento al otro; surgen y caen nuevas facciones, es una historia profunda y estúpida; genial y absurda todo al mismo tiempo.

Akira Takashi

La Historia

Katsushiro Otomo, arranca suave esta historia, nos habla de un mundo que se recupera tras la devastación después de una tercera guerra mundial, y obtiene así una tabula rasa a partir de la que hilvanar su trama. Nos muestra a Kaneda, Tetsuo y sus amigos, los protagonistas, quienes a simple vista parecen simples jóvenes rebeldes, son el símbolo de un nuevo Japón, de un nuevo mundo que no tiene dirección, no tiene objetivo ni necesidad de tenerlo, un mundo que está satisfecho consigo mismo y que siempre tiene la razón.

Pero debajo de esta fachada utópica, se esconde un terrible, oscuro y sucio secreto, Akira…

Akira es una historia repleta de acción, bien sea persecuciones a montón, como combates a punta de pistolas, tanques helicópteros, aparatos de ciencia ficción etc.

La historia va escalando,  volviéndose cada vez mas compleja y cada vez mas interesante, lo que comienza siendo una pelea de muchachos por el  control de una banda de motorizados, va evolucionando a unos niveles impensables en un principio.

Poco a poco la trama va profundizando en aquel background que nos pintaron en un principio, la Tercera Guerra Mundial y el papel del Japón dentro de aquel mundo. Por supuesto este guión fue escrito en los 80’s y es un producto de su época.

Akira  Flying Cubes

Pero a diferencia de muchos otros mangas, Akira va progresando bien, a buen ritmo, las cosas se van complicando, pero de forma comprensible, entran nuevos personajes, pero salen otros, o pierden relevancia.

Sin embargo, la historia se va complicando y van quedando cabos sueltos en la trama, al igual que personajes a los que no se les encuentra sentido u objetivo, son personas que en algún momento tuvieron alguna conexión con la historia, pero que de pronto simplemente desaparecen y ya no se vuelve a saber de ellos.

Pero a pesar de estos detalles la historia sabe atraparnos con su multitud de detalles y el carácter de sus personajes.

Al igual que con muchas otras obras japonesas, el verdadero “jugo” o “peso” de la historia no comienza a disfrutarse hasta que llegamos a los episodios finales. Tanto es así, que la parte anterior de la trama prácticamente luce como un inmenso preludio a la parte verdaderamente interesante.

La historia de Akira es una de contrastes, por un lado tenemos temas intelectuales increíbles, y al mismo tiempo unos imbéciles que lo único que piensan es en venganza y en agarrarse a tiros los unos a los otros. ¡Como la vida misma!

El Dibujo

Yo leí la versión coloreada americana, creada por Epic comics (una división de Marvel), puede que no sea la versión original, pero recibió muy buenas críticas y sinceramente yo lo prefiero así.

Evidentemente durante los 80’s los medios técnicos para crear manga y comics eran muy distintos a como son hoy en día, aunque el dibujo hoy en día pueda parecernos anticuado cuando lo comparamos con cosas como Gantz, los conceptos, y la visión que tiene Otomo para la época son increíbles, como también lo es su capacidad de transmitirnos esas ideas a nosotros.

Akira Tetsuo

Al igual que con la historia, los conceptos realmente asombrosos no se ven hasta que no llegamos a los capítulos finales, en donde se desatan todos los nudos y todos los secretos que estaban pululando saltan a la superficie.

¿De qué trata Akira?

Akira nos cuestiona las posibilidades de la mente humana; ¿comprendemos la realidad como realmente es o nos limitamos a entender de ella lo que necesitamos para sobrevivir?

Pero en mi opinión Akira trata sobretodo de la estupidez humana, de la incapacidad que tenemos para entendernos los unos a los otros, de nuestra pobreza a la hora de comunicarnos.

De lo solo que estamos dentro de nuestras mentes, de nuestras carencias como seres humanos y como sociedad.

En Akira encontraremos temas tan cotidianos como la juventud y el amor hasta conceptos tan vastos como la política, la guerra, la religión y la física.

Akira Lord Akira

La Influencia de Akira

Akira es un manga que no solo ha influenciado muchas otras obras, desde manga, anime, películas, etc. Pero me atrevería a decir que no es solo una influencia, en muchos casos, se trata mas de una base fundamental, a partir de la cual salen nuevas ideas.

No cabe duda que Akira es una referencia del ciberpunk y un verdadero precursor de este movimiento de ciencia ficción “cotidiana” o de “a la vuelta de la esquina” que nos ha invadido en estos últimos años.

Por ejemplo me atrevería a decir (a riesgo de molestar a algunos) que en el caso de Evangelion  lo que hicieron fue pensar ¿cómo mejoramos Akira? ¡Con Mechs! Y listo, tuvieron un tremendo éxito, por supuesto, ¡TODO ES MEJOR CON MECHS!

Akira Elevator

Un final que no me satisfizo

Cuidado que voy con los Spoilers, y aunque imagino que a estas alturas debo ser el último hombre sobre la Tierra que no había leído Akira, nunca está de mas avisar.

El final de Akira me recordó a los finales de Stephen King, el final de Hiperyon de Dan Simmons, los finales de Expedientes X, e incluso el final de Evangelion.

Un final apresurado de un autor que no quiere o no puede continuar con la historia.

No sé si será porque no soy creyente que el sacarse ese “DEUS” ex machina de debajo de la máquina me pareció barato, me parece que no se tomó el tiempo para rematar toda la complejidad que había hilvanado. Me parece que explicar todo lo que ha sucedido sacando a la figura divina es una salida fácil, de alguien que se cansó de la historia y que se sabe incapaz de explicar todos los nudos que creó.

Otomo en ningún momento dice “Dios” pero el concepto queda implícito, y a mi juicio al meter a Dios en el asunto, la cosa pasa a niveles de Harry Potter.

¿Por qué complicar tanto las cosas si a la final íbamos a rematar con Dios?

Akira SOL

Conclusión

Akira un manga genial cuya historia y dibujo van en crescendo, los capítulos finales son épicos, lamentablemente el final no puede medirse con el resto de la historia. Pero ¿nos arruina la diversión? No, Akira vale la pena leerse a pesar de su final.

Akira es un clásico que estoy contento de haber leído 😀

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos