Segunda y última parte del artículo “5 Razones por las Cuales la Humanidad es Terrible en Cuanto a la Democracia” de Cracked.com
 

“La ilusión… de la libertad de elección”

# 3. Los expertos políticos son aún peores que las noticias
En algún momento, probablemente usted ha adivinado que esos profesionales que se la pasan gritando molestos sobre políticas ante las cámaras, gente como Keith Olbermann y Glenn Beck están llenos de porquería. Sin embargo, un análisis estadístico de qué tan lleno de porquería están ha arrojado resultados francamente sorprendentes.

Todas las opiniones de los expertos se basan en predicciones – aseguran descaradamente “Que si [Inserte nombre de político] llega al poder, la economía estará en ruinas al cabo de un año“, o “si la ley [inserte nombre de ley] es aprobada, la nación se convertirá en una pesadilla fascista (o una orgía sin ley, o lo que sea)“. Un estudio de 20 años sobre los expertos y sus predicciones reveló que sus predicciones fueron menos acertadas que, digamos, las de un mono haciendo predicciones políticas tirando sus propias heces a una tabla. Los expertos de línea dura acertaron tristemente el 12% de las veces.

clip_image001 El mono con 19 por ciento de precisión – el 24 por ciento del día comió una gran cantidad de fibra.

Pero la estadística realmente más aterradora es que mientras más famoso sea el “experto” peores son sus predicciones. Hay una razón por la que los Olbermanns y Becks del mundo son los expertos que todo el mundo conoce: No nos están dando predicciones exactas, pero nos dan las predicciones que queremos oír, lo queramos admitir o no. No sólo las predicciones con las que nos identificamos, sino también las predicciones descaradas, tenebrosas e indignantes, que ellos hacen como un buen entretenimiento.

El mismo estudio encontró que los “expertos” menos partidistas obtuvieron mejores resultados (más o menos tan bien como el azar, también conocido como el mono lanza excremento). Pero claro estos tipos también cubren sus apuestas diciendo cosas del estilo (“si X evento ocurre, la economía de Estados Unidos [N. del T.: o Inserte nombre de su país] podría colapsar, a menos que Z también ocurra, aunque puedo estar equivocado”), lo que aburre a la audiencia a muerte. No es ninguna sorpresa que no los encuentres en la parte superior de las clasificaciones.

clip_image002 “Un discurso político bien razonado simplemente no luce bien en una pizarra.”

“No, sólo te recompensaremos por estar lleno de porquería ¿Estamos empezando a tener una idea más clara de los votantes aquí? No es lo que la mayoría de la gente asume (es decir, que todo el mundo es ignorante y está obsesionado con estupideces de farándula). Hay un sesgo intencional hacia la mala información.
¿Por qué? Bueno…




# 2. Cuanto más informado estés, más partidista serás
clip_image003

Piensa rápido: En su opinión, ¿qué grupo de personas es el más deshonesto e ignorante? [N. del T.: lamentablemente a estas alturas estoy seguro que la mayoría de mis compatriotas dirán los “escuálidos” o los “chavistas” dependiendo del bando de su preferencia]

clip_image004…y usted no puede decir “los políticos”.

Partiendo de los datos demográficos de nuestros lectores, estamos seguros de que un montón de ustedes, dijo, “los miembros del Tea Party” o los “Conservadores Sureños”, y está bien, ellos dicen lo mismo sobre ustedes Las encuestas muestran consistentemente que creemos que quienes están en desacuerdo con nosotros políticamente son simplemente malas personas, a nivel personal.

clip_image005Y si usted acaba de leer La Rebelión de Atlas, ahora pensará que todos son deshonestos e ignorantes menos usted.

Ahora eche un vistazo a este estudio , que comparó a una persona de conocimiento político promedio con su fuente principal de noticias. Los resultados fueron sorprendentes: Los grupos más informados eran los espectadores de The Daily Show y The Colbert Report. ¿Quiénes estaban pisándoles los talones? Los fans de Bill O’Reilly y Rush Limbaugh.
No importa el hecho de que es muy mal signo cuando las personas más políticamente educadas en el país se basan en programas de comedia o bien en los expertos políticos para obtener sus noticias. La clave es que estos desagües se dedican principalmente a burlarse sin piedad y desacreditar al otro lado. Sin embargo, ellos atraen a los votantes más informados, no a los menos informados.

clip_image006“Nosotros somos científicos, y no confiamos en ningún experto que no grite un 80 por ciento de su diálogo.”

Por lo que parece ser un proceso horrible que funciona así:
A. Con el fin de querer aprender más sobre cuestiones políticas, se debe ser entusiasta sobre política;
B. El entusiasmo sobre la política significa que tienes más probabilidades de involucrarte emocionalmente en los problemas;
C. Involucrarte emocionalmente en los problemas significa una actitud más negativa hacia alguien que no está de acuerdo;
D. Una actitud negativa hacia alguien implica ser más despectivo de su punto de vista y de ser menos abiertos a cambiar el punto de vista propio basado en lo que diga el otro.

En el mundo de la psicología, esto se llama polarización, Mientras más tiempo la persona promedio se dedique a pensar sobre un tema, más extrema se convierte su posición – incluso si no consigue nueva información. Basta con repetir sus creencias a sí mismo para hacer esas creencias más fuertes.

clip_image007No, ¿en serio? ¿Quién podría haber imaginado eso?

Y lo que es aún peor cuando terminan en un grupo – por ejemplo, en una tabla de mensajes de Internet lleno de gente que está de acuerdo con nosotros, donde todos podemos felicitarnos unos a otros por tener la razón [N. del T.: Aporrea.org o Noticias24.com]. Los investigadores llaman a esto polarización grupal (en público – en privado lo llaman un “círculo de idiotas”).

Por supuesto, una vez que llegas al punto en que apoyes tan fuertemente a un lado de un tema que estés a punto de pintarte el pecho con los colores de tu “equipo”, entonces todo el tiempo que dediques a leer sobre esos temas deja de ser para convertirte en un ciudadano mejor informado y lo harás más para la acumular municiones para el siguiente argumento.

clip_image008“¡Si busco lo suficiente, puedo hacer que los hechos se vayan!”

Todo lo cual parece francamente una locura si tenemos en cuenta…




# 1. Nos odiamos por diferencias imaginarias
clip_image009

Desde el asesinato del congresista de EEUU Gabrielle Giffords por un pistolero claramente loco, hablar de la oposición política usando metáforas asesinato se ha convertido en algo de mal gusto. Pero este es un hábito que se ha tornado increíblemente difícil de romper – después de todo, las cosas habían llegado al punto en que un político no podía hablar de llenar un bache, sin referirse al mismo como un nuevo Holocausto. Al escuchar a todos desde candidatos hasta los expertos hasta el chico en el mostrador del 7-Eleven, [concluimos que] todo el mundo occidental está a punto de una revolución sangrienta.

clip_image010“No estamos seguros de por qué estamos tan enojados, pero algo se nos ocurrirá en algún momento.”

Aún para dos grupos de personas que se supone que son tan ideológicamente opuestos que nada menos que el exterminio de la otra parte lo arreglará, seguro que tienen mucho en común.

Por ejemplo, un estudio pidió a los estadounidenses dar diversas posturas demográficas y políticas acerca de la forma ideal en que sienten que la riqueza debe ser distribuida en todo el país. Joven o viejo, hombre o mujer, republicano o demócrata, las respuestas que dieron eran casi idénticas. A pesar de todo el discurso de la izquierda radical sobre el derrocamiento de un sistema corrupto, a pesar de toda la filosofía de Ayn Rand que podemos resumir como “púdranse los pobres, sólo los productores deben prosperar” en el extremo opuesto, casi todos quieren ver la riqueza distribuida uniformemente entre los diversos grupos de ingreso (o al menos de manera más uniforme que en la actualidad).
Esto es sólo un tema. Podríamos enumerar muchos más, como por ejemplo el que los Republicanos y los Demócratas tienen una actitud similar hacia la forma en que el déficit debería reducirse, o la necesidad de fuentes alternativas de energía. Economía, energía y presupuesto – probablemente los tres mayores problemas domésticos que enfrenta cualquier nación industrializada, y estamos más o menos de acuerdo en cómo enfrentarlos.

clip_image011“¡Pero ellos tienen razón por motivos erróneos!”

No es que ellos sepan o lo admitan. Por ejemplo, los mismos votantes que dicen que quieren recortes en el gasto gubernamental se oponen a los recortes cuando se presentan especificados . Ellos informan de que están a favor de reducir el tamaño del gobierno, pero se oponen a los recortes en Medicare, Seguro Social, las fuerzas armadas o cualquier cosa que tenga que ver con la seguridad (también conocido como básicamente todo el presupuesto).

No nos malinterprete, no es que no hayan desacuerdos, es simplemente sobreestimamos el grado en el que no estamos de acuerdo porque sólo nos enfocamos en las diferencias.

Una gran razón tiene que ser que esas diferencias son realmente la única cosa que mantiene nuestro interés en las noticias. Sin conflicto, no hay drama. Sin drama, nos aburrimos. No queremos que las noticias nos den sólo información – queremos una historia y cada historia necesita un villano, una batalla entre el bien y el mal. Así que tan pronto como nos enteramos de alguna compleja ley o de alguna crisis, el paso número 1 es averiguar quiénes son los villanos y empezar a odiarlos ciegamente. Si no podemos encontrar a alguien, entonces la historia es aburrida, y dejamos de verla.

clip_image012“No hay ninguna ambigüedad moral en The A-Team”.

Sabiendo esto, los noticieros de los medios de comunicación hace comenzaron a cubrir la política como una guerra, o un deporte (en el negocio, ellos lo llaman “cobertura de carrera de caballos” ), donde la información es totalmente sobre qué lado está ganando – a expensas de averiguar el impacto real que la elección o la legislación resultante tendrá en usted como ser humano. Sintonizamos para ver programas de “Nosotros contra Ellos”, y eso es lo que nos dan.

Sabiendo eso, es un poco difícil de sacar ninguna otra conclusión: la democracia está perdida, porque si bien el acuerdo y el compromiso hacen un mundo mejor, la amarga rivalidad es simplemente más divertido.

Espero que haya sido de su agrado.
Para leer el artículo original Clic Aquí
Por: Mark Hill marzo 24, 2011
Traducido por: René Lara

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos