El Señor de los Anillos - Rankin Bass

Decimo octavo día del Reto de los 30 Libros, en esta ocasión reseño, “El que más veces ha leído”.

Hoy en día tengo un lema y es que hay que darle la oportunidad a libros nuevos antes de leer los mismos de siempre. Pero no siempre fue así, no siempre tuve tantos libros, no siempre tuve acceso a la Internet o a las bibliotecas de la ciudad, y la idea de volver a leer el mismo libro no era tan mala, y mucho menos cuando se trata de un libro tan maravilloso y monumental como El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien.

Mi primer contacto con El Señor de los Anillos, fue muy frustrante, mi mamá me lo compró a través de “El Circulo de Lectores” aquel famoso catálogo de libros, pero no era el libro original, era una recopilación de imágenes, sacadas de aquella primera película que sacó Ralph Bakshi hace tantos años. Digo que fue muy frustrante porque el libro no estaba completo, al igual que no estaba completa la película.

Pero esta experiencia me sirvió para conocer a Tolkien, y para estar siempre pendiente de la versión real de estos libros. Y finalmente un día encontré la reimpresión de 1992 de la edición de Minotauro. Recuerdo que me los compró mi padre, también recuerdo que quizá un tanto dudoso de que un muchacho (como era yo entonces) fuera capaz de leer semejantes libracos, sugirió que quizá sería buena idea comprar uno solo de los libros y luego comprar los demás. Pero la idea de que al igual que el otro libro esta historia se me volviera a quedar truncada, conseguí que me los comprara los tres 🙂

El Señor de los Anillos - Chichoni

Esa noche no dormí…

Comenzaban las vacaciones y como en muchas otra ocasiones me iba a la finca de mi Papá a pasar unos días, y allí comencé a leer aquel maravilloso libro, la historia no me era extraña pues ya conocía muchos aspectos a través del libro anterior, pero leer el libro real era sorprendente.

Tolkien fue un maestro de la literatura y conseguía hacerme sentir maravillado cuando sus personajes así lo sentían, asustado al igual que ellos, sentía hambre cuando ellos comían, y sueño cuando se iban a descansar, etc.

De mas está ponerme a describir aquí uno de los libros mas legendarios de la literatura fantástica, un libro que es “como un relámpago en un cielo claro” y que ha maravillado y continuará maravillando a las generaciones.

Desde aquellas vacaciones se inició la costumbre de leer el libro todos los años, cada año descubría un nuevo detalle, cada nueva lectura me descubría un nuevo secreto, y así aquella historia se volvió como parte de mi mismo.

Lo leí sin falta, año tras año, durante 8 o 9 años.

No fue si no tiempo después que salió la película de Peter Jackson y muchas otras personas redescubrieron El Señor de los Anillos, cuando tantas personas se unieron a mi admiración por Tolkien y yo pude descubrir el punto de vista de muchos otros sobre uno de mis libros favoritos.

Hoy en día ya no he vuelto a leer El Señor de los Anillos, casi me lo sabía de memoria, y prefiero que se me olvide un poco antes de volver a retomarlo, pero estoy seguro que mas temprano que tarde volverá a estar entre mis manos. Quizá finalmente me anime a leerlo en su lengua original para disfrutar de los poemas como Tolkien lo hubiese preferido.

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos